Violencia policial: Concepción de la Sierra vive “prácticamente en estado de sitio”

(revista superficie /Agencia de Noticias ATE Misiones / Informe especial). Detenciones arbitrarias, salvajes golpizas, jóvenes esposados a garrafas en la comisaría, razias, operativos violentos e irregulares en domicilios e iglesias, desatención de la violencia de género, y persecución a quienes se quejan de los abusos policiales, son solo algunas de las situaciones que configuran el dramático presente por el que atraviesan los pobladores del municipio de Concepción de la Sierra – según denuncian con una junta de firmas que ya se acerca al medio millar de adhesiones- desde que asumió el nuevo comisario del pueblo, Héctor Scholles.

Alertados de la situación por varios vecinos, desde la Agencia de Noticias ATE Misiones junto a Revista Superficie, se abordó una recorrida por distintos barrios de Concepción de la Sierra y Santa María, donde se constató con testimonios y documentación, un importante cúmulo de casos que dan cuenta del comportamiento policial en la zona, impropio de un Estado democrático y más cercano a prácticas características de las dictaduras militares. Además, se entrevistó al intendente de Concepción de la Sierra, Carlos Pernigotti, quien indicó no estar al tanto de las denuncias.

Detenciones arbitrarias y golpizas
Episodios recientes y otros ocurridos meses atrás, reflejan un modus operandi que tiene la policía de Concepción de la Sierra cuando se dan eventos sociales masivos. Uno de ellos tuvo lugar el pasado 9 de Julio cuando se desarrollaba una celebración por el Día de la Independencia en el club Ucraniano. En esa ocasión, y según varios testigos consultados, sin que mediara motivo alguno, efectivos policiales retiraron del salón, redujeron, golpearon y detuvieron al conocido “placero” del pueblo, un hombre apodado “Tikuna”, afectado por una leve discapacidad. “Estaba en la fiesta sin hacer nada, todos me conocen aquí, la policía me sacó a los golpes y me metieron preso sin razón” explicó Tikuna.
Esa noche, el vecino Juan Carlos Do Santos, quien integra la Comisión Directiva de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional Zona Sur, fue testigo del hecho e intentó registrarlo. Por ello Dos Santos también fue golpeado y detenido. “Me metieron la mano en el bolsillo para sacarme el celular, y luego me faltó todo el dinero de la recaudación. Ahí me detienen y me trasladan al hospital y a la comisaría hasta el domingo” relató Dos Santos, quien a partir de este episodio emprendió una cruzada para dar visibilidad a la gran cantidad de casos de abusos policiales que se vienen dando en el pueblo en los últimos meses.
Una situación similar se vivió el pasado 13 de agosto, también en el Club Ucraniano. Según relataron testigos directos del episodio bajo absoluta reserva de identidad, todo comenzó cuando “la policía entró al salón y avanzó contra un muchacho que lo único que estaba haciendo era bailar. No estaba haciendo nada malo, se trata de un muchacho de origen colombiano que está hace poco en el pueblo, todos vimos como se lo llevaron del cuello, lo tiraron al piso, lo esposaron y se lo llevaron detenido sin que mediase ningún incidente de por medio”.

"Tikuna", cuidador de la plaza del pueblo. Detenido y golpeado sin causa.
“Tikuna”, cuidador de la plaza del pueblo. Detenido y golpeado sin causa.

Menores y jóvenes en la mira
Situado en adyacencias al cementerio municipal, el barrio Esperanza es uno de los más humildes en cuanto a su infraestructura y uno de los más poblados de todo Concepción. Aquí, las denuncias por abusos policiales proliferan en cada cuadra, en la voz de vecinos que por temor, prefieren resguardar su identidad. Uno de los casos reciente es el de un joven llamado David M. (16), quien se encontraba en un local bailable del pueblo – Factoría- y a la salida fue interceptado por efectivos policiales que lo acusaban de haber participado de una riña. “A David le llevaron a la comisaría y le dieron una terrible paliza. Le dejaron la cara toda con moretones pero lo peor es que le hicieron sangrar la herida del apéndice que se había operado pocos días atrás” relató un testigo.
Otro joven del barrio que fue víctima de abusos policiales fue Víctor A (16), quien hace cuatro meses se presentó en la comisaría a declarar por haber sido testigo de un robo. Pero la “toma de declaración”, según narraron testigos, se hizo en un yerbal de la zona, donde “le dieron una golpiza tan fuerte que le dejaron secuelas; hoy tiene problemas en el riñón y no para de toser, fue una tortura en el yerbal”.
Una vecina del barrio contó que “hay casos en que a los chicos les amenazan con que se vayan del pueblo, que no le quieren ver más. A un muchacho acá en la esquina, cayó preso por estado de ebriedad, y por eso le cagaron tanto a palo y le amenazaron que se vaya del pueblo. Por eso el muchacho se fue de Concepción porque la policía le amenazaba cada vez que le veía”

barrio esperanza

“Esposado a una garrafa”
Carmen Legal vive en el barrio 15 Viviendas y como madre le tocó sufrir dos situaciones de detenciones y golpizas que involucraron a sus hijos. “En el verano, mi hijo y un amigo volvían del balneario y se les había pinchado la moto, por lo que la traían arrastrando. Pasó la policía y los acusó de haber robado la moto. Mi hijo era menor, les detuvieron, les pegaron y le esposaron a una garrafa, algo indignante. Encima no nos avisaron a los padres pese a que eran menores de edad, la policía desde hace unos meses está muy ensañada con los jóvenes, queremos que esto termine”.
El otro episodio tuvo lugar en julio de este año. “Mi hijo había recibido el regalo de una señora, una bolsa de mandioca de su charca, y cuando volvía con la bolsa la policía lo interceptó, lo detuvo, le sopapearon, estuvo varios días detenido hasta que la señora de la chacra se presentó y declaró que ella le había obsequiado esas mandiocas. Además de la injusticia y la humillación, mi hijo perdió su trabajo”.

Comisario y abogado
Un joven relató que “los policías te sacan la moto, te inventan que estás alcoholizado sin ninguna prueba, te detienen, te cagan a palo en esa comisaría que es una mugre total, y después te recomiendan un abogado que es del estudio jurídico del comisario. Muchos terminamos pagando 2000 o 3000 pesos al abogado para poder salir libre y recuperar la moto”.
Sobre ello, el representante de ATE, Juan Carlos Dos Santos, refirió que “llama mucho la atención que este comisario sea abogado y tenga un estudio jurídico, y que él mismo recomiende a muchas personas que pasan problemas con la policía o detenciones, a qué abogado ver o consultar”.

El comisario Héctor Scholles, es abogado y cuenta con un estudio jurídico en el pueblo.
El comisario Héctor Scholles, es abogado y cuenta con un estudio jurídico en el pueblo.

Iglesias: “parece que estamos en dictadura”
Los cultos religiosos de Concepción de la Sierra también se expresan como víctimas de las prácticas policiales anti democráticas que azotan la hasta entonces tranquila vida pueblerina. Como nunca antes, las iglesias deben pedir permiso para realizar asambleas y no pueden extenderse en sus reuniones más allá de las 21 horas. Recientemente, en pleno culto, la policía irrumpió y secuestró equipos de audios e instrumentos musicales de la iglesia “Fuente de Vida” del barrio Evita. “Llegó el comisario junto a otros efectivos y desarmaron la batería, los equipos de música, sin exhibir ninguna orden de allanamiento y secuestraron todo. Tuvimos que contratar a un abogado para recuperar todo lo que se llevaron” explicaron desde la iglesia.
Claudino, pastor de la iglesia “Jesucristo única esperanza”, relató que “por orden policial no podemos hacer el culto más allá de las 21 horas, algo insólito. Además están persiguiendo a los hermanos, les piden documentos, y el otro día se llevaron detenido a un hermano que andaba con la Biblia en la calle sin hacer nada. En más de 20 años nunca habíamos visto esto. Los hermanos tienen miedo de la policía”.

iglesia

Operativos irregulares y violentos
Graciela Rodriguez vive en la localidad de Santa María y trabaja en un secadero de la zona. El pasado 18 de agosto le tocó vivir una situación de abuso policial frente al a la sede del Correo en Concepción de la Sierra. “Fui a cobrar mi salario en el Correo como todos los meses. En el auto, que está a mi nombre, afuera, quedó mi marido. Estando yo dentro observo que al menos cinco policías exhibiendo armas largas rodean el auto, hacen bajar a mi marido y revuelven todo el auto. Me acerco y les pregunto el motivo y no dan razones, solo me dicen que me calle o que voy a ir presa. No mostraron ninguna orden de nada y después de revolver todo el auto se fueron sin pedir disculpas si quiera. Quiero denunciar este abuso y maltrato de una policía que se está poniendo muy brava contra los trabajadores”.
Fabiana Suárez, del barrio 15 Viviendas, relató por su parte que “en julio de este año la policía se metió en mi casa sin permiso, se llevaron la motocicleta de mi hijo, mostrando armas y ninguna orden, y se lo llevaron detenido. Cuando se comprobó que no había cometido ningún delito, le devolvieron la moto pero a modo de castigo le obligaron a que se la lleve arrastrando y sin poder andar, pese a que tenía casco y todo en regla”.
Otro testigo anónimo confió: “en el barrio Don Toto hay una cantina donde me tocó presenciar hace pocas semanas, un operativo propio de la dictadura, policías entrando a los gritos, con armas, pidiendo documentos a todo el mundo. Eso no se vio nunca en el pueblo”.

Graciela Rodriguez, de Santa María
Graciela Rodriguez, de Santa María

Reuniones sociales y familiares prohibidas
“La locura a la que hemos llegado desde que está este comisario es que ya no podemos ni juntarnos a escuchar música, hacer un cumpleaños o un asado en nuestra casa” explica Juan Carlos Dos Santos. Al respecto, varios vecinos brindaron su testimonio acerca de situaciones recientes. Desde el bario El Palomar, una vecina contó que “estábamos celebrando mi cumpleaños, éramos poco y con música moderada, ni siquiera eran las diez de la noche, bajó el patrullero y nos obligaron a apagar todo. Nos dijeron que la próxima ve tenemos que pedir permiso en la comisaría si queremos hacer fiesta”.
Peor fue el caso de la familia Calisto, del barrio Esperanza, quienes denuncian que el pasado 19 de julio, “nos encontrábamos en nuestra vivienda, escuchando música, y en eso llegó la policía, bajaron con armas, patearon y derribaron una pared, se llevaron equipo de música, DVD, cuchillos, películas, cosas nuestras que hasta ahora no nos devolvieron”.
El 3 de agosto, la misma familia tuvo una nueva “visita” de la policía. “Esa vez llegaron y patearon todas las bebidas, entraron disparando tiros al aire, tumbaron la mesa. Así se comportan. Y nos piden que pidamos permiso en la comisaría para hacer una fiesta o cumpleaños o reunión”.
En el barrio cuentan que “las motos de la policía circulan por el barrio a toda velocidad, tratan a todos como delincuentes, quieren meter miedo, hasta tiros pegan al aire”.

Violencia de género desatendida
Otro aspecto que preocupa, es que pese a los reiterados casos de violencia de género, muchas mujeres no encuentran eco a sus denuncias. En un pedido desesperado de ayuda, Morelia Ezequiel (19), del barrio Esperanza, contó que “hace dos semanas mi marido me golpeó y fui a denunciarlo, pero le encerraron un día ya ya está libre, yo tengo miedo por las amenazas, necesito ayuda”. Mónica Flores (20) del mismo barrio, relató que “me separé hace pocos días cansado de los golpes de mi marido, pero cuando fui a la comisaría ni siquiera me quisieron tomar la denuncia”.

Vecinos en alerta
Hasta aquí apenas algunos de los testimonios y situaciones que dan cuenta de la gravedad de los hechos que se vienen dando en Concepción de la Sierra. Ante ello, los vecinos vienen juntando firmas para presentar en distintos ámbitos institucionales e intentar ponerle un freno al autoritarismo que se vive. Juan Carlos Dos Santos, reflejó que “estamos prácticamente en estado de sitio. Desde que empecé a reunirme con los vecinos que padecieron como yo violencia policial, hemos tenido amenazas, incluyendo la de mi hijo al cual un policía le dijo que deje de publicar cosas de la policía en Facebook. Nos están controlando y quieren hacernos callar. Esta situación no tiene nada que ver con la democracia y ya la he denunciado personalmente en la Jefatura de Policía, se lo hemos expresado al juez de Paz y éste al intendente y vamos a llegar a todos los organismos necesarios para que se termine esto que estamos padeciendo. Pedimos la destitución del comisario y las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de Derechos Humanos en nuestra localidad”.

Juan Carlos Dos Santos y las denuncias por abusos policiales en Concepción.
Juan Carlos Dos Santos y las denuncias por abusos policiales en Concepción.

Pernigotti: “no tengo conocimiento de abusos policiales”
Luego de acopiar los testimonios y denuncias, desde Agencia de Noticias ATE Misiones y Revista Superficie consultamos al respecto a Carlos Pernigotti, intendente Concepción de la Sierra. “No tenemos conocimiento de estas situaciones. La comisaría de Concepción está funcionando normalmente” señaló el alcalde.
Consultado acerca de si regía alguna ordenanza que obligase a los contribuyentes a pedir permiso para hacer reuniones sociales, Pernigotti sostuvo que “les pedimos simplemente que informen al municipio así coordinamos con la comisaría para garantizar seguridad”.
Y en relación al uso de un móvil de la Municipalidad para realizar tareas policiales, el intendente sostuvo que “como la Policía cuenta con un solo móvil, desde el municipio colaboramos con un móvil nuestro para los operativos de tránsito”.

Pedido de protección
Desde la Agencia de Noticias ATE Misiones y Revista Superficie, como hacedores de la presente investigación, pedimos expresamente que se brinde protección a cada una de las personas que decidieron aportar sus testimonios con nombre y apellido en este informe y responsabilizamos a las autoridades competentes por todo tipo de represalias que pueda darse a partir de la publicación de este informe. Así mismo damos a conocer que el presente informe será puesto a consideración del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia de Misiones y otros organismos, instituciones, legisladores y organizaciones sociales.

Contacto para entrevistas:
Juan Carlos Dos Santos, Consejo Directivo ATE ZONA SUR ….3758 489277