Temas Publicaciones de la temática "Permacultura"

Permacultura

El sábado 6 de mayo se realizó en Posadas el Encuentro Provincial de Salud Popular- Laicrimpo Salud “Semillas Emancipadoras para el Buen Vivir” en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UnaM. Superficie estuvo alli y recogió la palabra de algunos de sus participantes.

Por Redacción Superficie

Laicrimpo es una experiencia que se inició en el Nordeste argentino hace ya 27 años, a partir de la labor de las “CRIMPO”, Comunidades Religiosas Insertas en el Mundo Popular, que trabajaban la temática de la salud popular en diferentes ámbitos. De la extensión de la experiencia y la síntesis con participantes laicos nació el término “Laicrimpo”.
Marcela Bobatto, una de las iniciadoras del movimiento nos comenta: “Misiones desde un comienzo de Laicrimpo tuvo una gran participación. Se han armado grupos de Laicrimpos locales, o regionales, zonales que se vienen reuniendo todas las semanas, en otros lugares cada mes tratando de poner en práctica todo lo que se va aprendiendo en los Encuentros Nacionales. Por eso es que hace muchos años, quince años aproximadamente, aquí en Misiones hacemos uno o dos encuentros provinciales en el año, antes del Nacional (…) esto permitió que se vayan multiplicando grupos, familias que comen de otra manera, que participan de otra manera, articulación con algunas instituciones de salud, de educación. Y este encuentro hoy es el primero de este 2017 en la provincia de Misiones y en agosto seguramente haremos un segundo encuentro para seguir profundizando y articulando esta red…”
“Sobre todo decimos que los laicrimpitos se van haciendo solos, la gente del lugar participa, pone de lo suyo lo que falte y entre todos hacemos este Laicrimpo…”

Aguyevete, es ritual, dar, recibir y agradecer.

Laicrimpo y laicrimpitos:

Gerardo Segovia, coordinador del Encuentro nos dice “ Hoy estamos organizando el Encuentro Provincial de salud Laicrimpo o el Laicrimpito provincial… Aqui estamos juntos desde las distintas localidades de la provincia: Iguazú, Wanda, Mado, Eldorado, Montecarlo, Puerto Rico, Jardín, El Soberbio, también de San Vicente y de otros lugares de la provincia a poder compatir los saberes y haceres saludables y también compartir la realidad de la salud especialmente para ver qué propuestas seguimos para fortalecer estar red provincial que ya hace 27 años que está en la provincia.”

Colaboración

El sábado por la mañana en el hall de la facultad se entremezclan alumnos que llegan apurados por asistir a algunas de las actividades académicas con los organizadores del Encuentro de Salud que comienzan a desplegar sus materiales en una mesa pequeña, ponen un cartel que informa sobre los talleres y el aula en que se realizarán, ubican dos urnas de cartón y una planilla de inscripciones. Son casi las 9, la hora pautada para el inicio, y el mate recorre la ronda de quienes se avocan a comenzar a darle forma al Encuentro.

Feria de alimentos artesanales en el marco de Laicrimpo.

De a poco van llegando participantes de diferentes puntos de la provincia que son recibidos con cálidos abrazos de reencuentro y una alegría serena. Luego de los saludos, se encargan inmediatamente de alguna tarea. Algunos trasladan cajones con frutas escaleras arriba, otros arman gazebos con productos de las redes de comercialización de alimentos artesanales, otros comienzan a instalar el equipo de sonido. Algunos más comienzan a extender mantas en la calle para preparar el ritual de inicio. Sobre ellas irán los frutos de la tierra y también algunos instrumentos de viento y de percusión.

Son casi las 10, se ha juntado un grupo de participantes numeroso que forma grupitos de charla animada entre abrazos de reencuentro y ronda de mates. Ya pasa casi una hora desde la pautada para el inicio pero nadie se muestra apurado.
Sin embargo, en breve se armará la ronda para dar comienzo al Encuentro de Salud Popular con sus rituales: el Aguyevete, el agradecimiento a la Madre Tierra, la ceremonia del buen vivir, de los elementos, el canto a la paz, que se van cumpliendo luego de las palabras de bienvenida y presentación.

Ceremonia de inicio

Finalizada la ceremonia de inicio los asistentes se reparten en los diferentes talleres, que en esta edición contó con 12 propuestas diferentes: alimentación viva, huerta agroecológica, plantas para la salud, flores para la memoria y la concentración, biodanza, técnicas de liberación emocional, radiestesia, guardianes de semillas, Salud Arte, calendario biodinámico, meditando con el sonido de los mantas y red de consumo responsable.

Las diferentes temáticas de los talleres reflejan de alguna manera las actividades que realizan habitualmente las diferentes organizaciones que conforman los Laicrimpo locales o zonales.

A poco de recorrer el lugar del Encuentro y dialogar con los participantes se percibe la poca convencionalidad de la concepción de salud que se maneja en Laicrimpo. En el ritual de inicio Gerardo Segovia, hizo una referencia breve al cuestionamiento del espacio a la “concepción médica hegemónica de la salud”. En general los asistentes se refieren al concepto de “salud popular” de Laicrimpo haciendo hincapié en conceptos como la autonomía del ser humano, formas de vida saludable, formas del buen vivir, el rescate de saberes ancestrales y su diversidad sin entrar en polémica directa con los conceptos imperantes en el sistema médico asistencial “oficial”.
Para Atila Sásvari, de Mado- Delicia, se trata de un concepto de salud armónico:
“Laicrimpo es un espacio que propone una salud popular, una salud en conjunto para armonizar la vida, y desde ese sentido podemos decir que como integración de lo que es RAOM (Red de Agricultura Orgánica de Misiones), Laicrimpo, Maela (Movimiento de Agroecología Latinoamericana) lo que podemos brinda a la sociedad es una propuesta alternativa de cambio del ser humano mismo, una al ternativa del vivir, el camino del Buen Vivir para poder coexistir con otras especies del planeta para poder asi tener una vida más sana…”

Atila Sásvari de la Red de Agricultura Ogánica de Misiones y el Movimiento Agroecológico de Latinoamérica.

Juan Carlos Belgrano, quien residiera por largos años en Misiones, viajó desde la provincia de Córdoba para estar en este Encuentro. Nos cuenta que tuvo desde 1991 diferentes grados de participación en este movimiento de salud popular: “…entendiendo la salud como aquello que nos permite vivir más plenamente, de manera integral, conectarnos con nuestro cuerpo, con aquello que ingerimos, el descanso, con la recreación, con el arte, con el aire, con el amor. Con todo aquello que nos permite vivir más saludablemente y no pensar desde las patologías, desde las enfermedades, sino que todos tenemos algo saludable del cuerpo que debemos potenciar….”
Refiriéndose a la trayectoria que se inició en 1991, relata que en ese camino de extender la experiencia del Movimiento de salud popular se fue encontrando con una gran diversidad de saberes y formas de comprender la salud: “Fuimos transitando, en algún momento pudimos difundirlo en toda la provincia, en distintos pueblos, con distintas prácticas, en grupos más pequeños, y eso fue enriqueciendo la diversidad y recuperando los saberes que están en la sangre y que se trasmiten de generación en generación…”

Vea aquí el video de la cobertura: Encuentro Provincial de Salud Popular

Dar y recibir

Gerardo Segovia “cada vez vemos que esto está creciendo en todo el pais, la provincia, nos da esta alegremia, esta alegría que corre por nuestra sangre por ver que nos podemos sentir naturaleza y que podemos dar al otro lo que sabemos y recibir la salud que nos dan los otros, a través del abrazo compartido, a través de la mejor semilla o práctica que tiene y la verdad es que esto nos hace pensar a nosotros en otro mundo posible. Otra salud de la Madre Tierra es posible con estos encuentros laicrimperos que tenemos…”

Gerardo Segovia es uno de los pioneros de la experiencia de Laicrimpo

Esta idea del diálogo de saberes y de poder recibir y devolver es expresada por varios participantes que enfatizan su agradecimiento por esta experiencia. Daliva Matjien, de Ruiz de Montoya nos cuenta:
“… amo a la naturaleza, vivo de la naturaleza y me gusta la interación entre el ser humano y la made tierra. Por primera vez voy a dar un taller, voy a devolver, y lo voy a hacer justamente para nuestros ancestros que son a los qe nosotros debemos nuestras honras y a las honras que tambien hicimos hoy en nuestra apertura. Voy a trabajar con yoga en sillas pero también con una mezcla de contacto, de escuchar al otro, de tomarle la mano, de darle un abrazo, escuchar su alma, escuchar su corazón. Entonces el taller se refiere a un bienestar de la tercera edad, pero bueno, por ahi pueda surgir también un ejercicio de constelaciones familiares, y mucho contacto con la madre tierra y con tacto con nuestra tierra que tenemos que es nuestro cuerpo.
Es tanto el recibir que no cabe en uno. Cuando empezamos a bailar y ves las ofrendas… esto no tiene una evaluación. El laicrimpo con el Aguyevete que nos estamos dando es eso, es acepto todo y también todo entrego…”
La Dra. Mariana Mampaey, también de Ruiz de Montoya, se refiere a la influencia sobre su concepción de la salud que ejercen sobre ellas las comunidades mbya guaraníes, de quienes manifiesta que “le cambiaron la vida”:
“…lo que a mi me cambió en mi concepción médica cuando entré en contacto con los mbya guaranies es la visión anímica y espiritual que tienen. Sobre todo el cultivo que tienen sobre el alma, sobre el enojo, sobre el manejo de todo lo que son la emociones y eso está basado en la espiritualidad que ellos tienen, del respeto hacia el sol, que es el dador de vida, que es como el dios de la vida y es la verdad. Me cambió porque me di cuenta que tienen razón y me di cuenta de que en la facultad hay muchas enseñanzas contaminada por lo que son las empresas o por lo que “justo ahora se descubrió”, y que después quizá en cinco años cambia…”

Diálogo de saberes:

Un tema recurrente en la conversación es el del diálogo de saberes, vinculado al hecho de que por primera vez en 27 años un encuentro de Laicrimpo se realiza en el ámbito de una facultad.
Según Marcela Bobatto, “Es la primera vez que podemos hacer un Encuentro en el ámbito de la Facultad, en este caso de la Facultad de Humanidades. Hace mucho tiempo nosotros lo que queremos facilitar es el diálogo de saberes. Estamos convencidos de que poder construir otro paradigma diferente, poder vivir en otro mundo tiene que ser a partir del diáloho con el otro que es diferente, con el otro que pr ahi estudió, el saber científico con el poder popular. Entonces hoy que venimos aca a la Facultad de Humanidades, que el Laicrimpo viene a la facultad a mostrar todo este caminar de 27 años me parece que es un hecho histórico para el movimiento y ojalá que también sea para la academia. (…) Asi que encontrarnos aca es un paso más a construir desde los pueblos originarios, desde la filosofía del Laicrimpo, de lo que es el Buen Vivir y la tierra sin males en diálogo con lo que los profesionales y futuros profesionales están aprendiendo y viviendo en esta facultad… ”

Respecto a la posibilidades de construir ese diálogo la Dra. Mampaey opina: “Lo deseo, aspiro a eso, trabajo para eso porque la ciencia empresarial está destruyendo el planeta. Fortalecer y hacer científico este camino también porque hay mucha literatura ya sobre las plantas medicinales ya desde el año 1400. El hecho de que en las facultades no lo estudien es porque las empresas hacen una distorsión de lo que es la ciencia.”
Atila acota que: “La verdad la universidad siempre es un punto duro en el que ingresar desde los movimientos populares, pero ingresar a este espacio es muy importante porque si bien parece que siempre la solución la tiene la ciencia, la ciencia tiene si mucho que aportar pero también tiene mucho que aportar el conocimiento ancestral….”

Una profecía ancestral cuenta que cuando la Tierra este enferma y perdamos conciencia de lo que le generamos a este ser orgánico que nos sostiene y nos da alimento, va a nacer una tribu de “guerreros del arcoiris”, que se van a encontrar para sanarla y aprender a convivir con ella.

Este documental narra unos días con una de estas tribus conocidas como ecoaldeas, quienes se basan en la permacultura para diseñar dichos ambientes. Están por todo el mundo, esta se llama Ixlandia (tierra de magos) y se encuentra en El Paraíso, Misiones, Argentina.

quizás también te interese:

El 28 de junio comienza en Oberá el juicio oral y público por el femicidio vinculado de la niña Selene Ayelén Aguirre. Su...