“Justicia sería la absolución de Victoria”

El 28 de junio comienza en Oberá el juicio oral y público por el femicidio vinculado de la niña Selene Ayelén Aguirre. Su madre, Victoria Aguirre, se encuentra detenida injustamente desde el 29 de enero de 2015. En diálogo con Revista Superficie, la docente Claudia Aguirre, hermana de Victoria, brindó algunas impresiones y emociones a horas del inicio del juicio.

Por Redacción Superficie

El miércoles 28 de junio, en la ciudad de Oberá, dará inicio el juicio oral y público por el femicidio vinculado de la niña Selene Ayelén Aguirre, caso caratulado oficialmente como “homicidio agravado” en contra de Victoria Aguirre, y “homicidio simple” en contra de Rolando Emilio Lovera, ex pareja de Aguirre.
El Tribunal Penal Uno confirmó que están previstas por lo menos cinco jornadas, en las cuales atestiguarán 34 testigos.
Victoria Aguirre se encuentre detenida injustamente desde el 29 de enero de 2015 en la Unidad V – Instituto Correccional de Mujeres de Villa Lanús (Posadas). La detención fue ordenada por la jueza Alba Kunzmann de Gauchat, la misma jueza que, por ejemplo, mantiene impune y sin ningún avance –aún cuando hay testigos que señalaron la culpabilidad policial- el caso del desaparecido en democracia (2008) Mario Golemba.
En diálogo con Revista Superficie, la docente Claudia Aguirre, hermana de Victoria, brindó algunas impresiones y emociones a horas del inicio del juicio.
“Estamos nerviosas, ansiosas, pero con toda la esperanza en que se va hacer justicia, que sería la absolución para mi hermana” manifestó Claudia, quien definió a su hermana como una mujer “estudiosa, cuidadosa, que siempre se dedicó a atender a su hija, a ayudar a mis padres, que con Selene fue una madre ejemplar”.
Claudia recuerda que “cuando Selene nació el médico le dijo a Victoria que no iba a vivir más que un año, que se preparara para esa pérdida, por un problema de salud, sin embargo los cuidados de mi hermana y su dedicación hicieron que saliese adelante y ya llevaba dos años y dos meses de vida cuando fue asesinada. Mi hermana llevaba prolijamente un cuaderno con todo el seguimiento médico, las vacunas, todo. Todo eso debería tomarse en cuenta, ya que son indicios de que era una buena madre. La niñera con la que dejaba a Selene en casa de nuestros padres, para que la ayudase, señala que ella desde la facultad le enviaba mensajes cinco minutos antes de cada medicación, que no dejaba de estar atenta, y también hay pruebas de cómo era ella con su hija cuando estaba internada. Debe considerarse todo esto a la hora de juzgarla”.

Sobre la detención de Victoria, su hermana consideró que “tanto la Policía como los funcionarios judiciales deben capacitarse profundamente en materia de violencia de género”.
La docente remarcó que “a Victoria, una mujer que acababa de enterarse que su hija de dos años estaba muerta, en estado de shock, se la llevaron a la rastra, de los pelos, con una brutalidad total. Otra cuestión es que los médicos policiales, no hacen la revisión como corresponde. A mi hermana solamente la revisaron de rodillas y muñecas, de codos y tobillos, superficialmente. Sin embargo hay una testigo que asegura que ella estuvo con la espalda moretoneada durante más de un mes, y yo misma he comprobado que no se podía sentar de los golpes que recibía, mi hermana fue víctima de violencia por parte de su pareja, ella era abusada sexualmente por Lovera, quien la amenazaba con asesinar a Selene si ella no accedía”.
Aguirre relató que “a mi hermana, cuando la trasladan a la Unidad 5, la jefa de la comisaría le dijo ‘negra asesina’. Hablamos de una mujer que está ahí supuestamente para cuidar a otras mujeres, y le habla así a una madre que perdió a su hija y que era víctima de violencia de género”.
Al referirse a Rolando Emilio Lovera, ex pareja de Victoria, Claudia sostiene: “he investigado personalmente a Lovera. Es un hombre que tiene al menos dos perfiles falsos de Facebook, con el nombre de Fabricio Lovera. El único perfil con su nombre es el que tuvo luego de haberse ido a vivir con Victoria, como Emilio Lovera. A mis padres se le presentó con el nombre falso de Fabricio, ni siquiera como Emilio o Rolando. Yo nunca pude conocerlo; lo voy a conocer el día que lo vea en el banquillo. Mi hermana se fue a vivir con él el 29 de diciembre de 2014. Le dije a Victoria que pasen por casa, que vengan a comer, para conocernos. Pero nunca fueron. Mi hermana había cambiado su número y no podía comunicarme. Decidí pasar por su casa, dos veces pero no me atendió nadie. Hay muchas cosas turbias. El subió fotos de Selene en Facebook diciendo que se iban a Ituzaingó (Corrientes), cuando en verdad las tenía acorraladas en la arenera, y a mis padres les dijo que se iban a San Ignacio. Hay fotos que cuando miro, se la ve a mi hermana delgadita, con algún moretón, todo eso duele mucho verlo ahora y darse cuenta de tantas cosas; es increíble que haya que probar la inocencia de mi hermana”.

Imagen: Tierra Roja