678 y Lanata: una invitación a apagar la tele

En cuestión de 12 días, los programas 678 (Canal 7) y Periodismo para todos (Canal 13) ofrecieron dos ejemplos – uno cada uno – de ejercicio antiético del periodismo. El ciclo oficialista intentó desacreditar la lucha del líder qom Félix Díaz, haciendo pasar por “vocero mapuche” a un funcionario nacional expulsado y repudiado por esa comunidad. Y el programa de Jorge Lanata, presentó otra vez a un “testigo” que vendió carne podrida y denunció extorsiones por parte de la producción del programa. La guerra entre los ex socios Clarín-Gobierno, se cobra una nueva víctima: la credibilidad.

Por Sergio Alvez (*)

El 25 de junio de 2013, el programa 678, que se emite por Canal 7, sentó en el panel a Roberto Ñancucheo, quien fue presentado como “un líder mapuche”. Desde su lugar de invitado especial, Ñancucheo se dedicó a criticar duramente a Félix Díaz, el referente de la lucha que llevan adelante los qom de Formosa por el saqueo de tierras y la constante represión que sufre ese pueblo originario por parte del gobierno kirchnerista de Gildo Insfrán.

Con la clara finalidad de desprestigiar la lucha que lleva adelante el pueblo qom, esa noche 678 presentó un informe titulado “El sector minoritario de los Qom fue recibido por el Papa”, en el cual se mixturaban entrevistas a Félix Díaz (realizadas por otros medios; 678 jamás lo invitó al programa para debatir), con opiniones del periodista formoseño que, a cambio de fuertes sumas económicas en concepto de pauta oficial por parte del gobierno provincial, defiende las políticas represivas de Gildo Insfrán: Alejandro Crivisqui.

De regreso al piso, Ñancucheo se dedicó a fustigar a Félix Díaz, y sostuvo que le daba “vergüenza” que un indígena se haya entrevistado con el Papa.

Casi en simultáneo, desactivando la operación a través la cual 678 -engañando a su propia audiencia y sin explicar en ningún momento que el invitado es funcionario actual del gobierno nacional- intentó hacer creer que Ñancucheo era un fiel representante de los pueblos originarios, la Confederación Mapuche de Neuquén emitió un comunicado desmintiendo la representatividad del supuesto vocero de los intereses indígenas:

Roberto Ñancucheo no es autoridad de nuestra Confederación Mapuche. Tuvo un último cargo como Revisor de Cuentas Suplente y dicho cargo expiró en mayo de 2010. Roberto Ñancucheo pertenece al Lof Newen Mapu, pero debido a su repetida inconducta mapuche fue expulsado de su Lof en Noviembre de 2.009, según nos consta en actas. Roberto Ñancucheo fue designado por nuestra organizacion para el rol de Director de Pueblos Originarios, luego de la renuncia al cargo de Jorge Nahuel en 2007 (anterior werken designado en ese cargo en el periodo 2005/07). Pero posteriormente continuó en ese cargo, más allá del retiro de apoyo de su propia organización. Lamentamos que las autoridades gubernamentales, exijan que por el solo hecho de ocupar un cargo público que nosotros consideramos un derecho, se obligue a hermanos que tuvieron su historia de compromiso y lucha, hagan un triste papel de defender lo indefendible, como son la violencia física y cultural contra los Pueblos Originarios de Argentina, que han llegado a casos de muerte”.

Sandra Tolosa y Florencia Trentini, antropólogas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), volcaron sus impresiones al respecto, en uno texto publicado por la revista Marcha. Un fragmento de ese escrito señala:

Los argumentos expuestos se centraron fundamentalmente en desprestigiar políticamente la figura de Félix Díaz. El qarashe, al igual que muchas comunidades y organizaciones, argumentan que un gobierno que jamás denunció ninguno de los asesinatos de indígenas y campesinos, mientras sigue sosteniendo a gobernadores como Insfrán, Capitanich o Sapag, entre otros y que permite el avance de un modelo extractivo en manos de empresas extranjeras sobre territorios indígenas y campesinos, no puede ir en camino a un verdadero Estado plurinacional. Lamentablemente en 678, los desalojos, golpes, atropellos y muertes que suceden -como bien saben Fernández y Ñancucheo- en todos los territorios indígenas, y no sólo en la comunidad Potae Napocna Navogoh, fueron silenciados. Otra vez”.

En tanto, pese al comunicado de la Confederación Mapuche y el abierto repudio que recibió la presentación de Ñancucheo en el programa –no el hecho de su presencia, sino el ardid de atribuirle una representatividad de la cual carece- , el programa 678 nunca se retractó ni ofreció el derecho a réplica a Félix Díaz ni a la Confederación Mapuche.

Extorsiones y más pescado podrido

El domingo 7 de julio de 2013, el programa Periodismo Para Todos (Canal 13), presentó un informe que en la previa prometió demostrar “la historia de la ruta de la plata negra de Luis D’Elía”. Dicho informe planteaba exhibir las pruebas que certificarían la existencia de la empresa Transportadora de Combustible Atalaya SRL, su vínculo comercial con el organismo oficial ENARSA, así como la relación que mantiene el directorio de la empresa con el dirigente de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D’Elía.

El informe, elaborado por el periodista y productor de Canal 13, Gabriel Levinas, expuso una serie de documentaciones que de hecho dan cuenta de la existencia de la empresa transportista citada, e incluso de los vínculos de dicha compañía con el Estado, pero a la hora de “probar” el vínculo que la firma tendría con D’Elía, se ofrece una entrevista con un personaje que es presentado como “ex testaferro” de D’Elía: Mario Coradín.

Frente a las cámaras de PPT, Coradín sostiene haber sido testaferro del docente y ex piquetero, y brinda cierta información referida a los orígenes y los manejos de la empresa en cuestión. Esa entrevista fue grabada el viernes 5 de julio. Sin embargo, una hora antes de que se grabara, el propio Coradín había grabado ante escribano público un video donde adelantaba que todo lo que iba a enunciar en el informe era "pescado podrido".

En ese video, además, Coradín denuncia –aunque no ante la Justicia, al menos hasta ahora- que recibió “aprietes” y “extorsiones” por parte del periodista Levinas y de la producción del programa. Ante estos supuestos aprietes, la condición que habría puesto Coradín para dar su testimonio en PPT fue que “sacaran a mis hijos del medio” (lo que fue ratificado al aire por Levinas).

Coradín denunció además, que la producción de Lanata le dio “un libreto” para contestar las preguntas de la entrevista que salió emitida.

Cabe recordar, que el ciclo PPT, en una emisión anterior en la que también habían abordado cuestiones ligadas a D’Elía, le endilgaron al dirigente un chiste xenófobo sobre bolivianos, que, se supo después, en realidad había sido una descontextualización lograda a través de la edición. Ante ello, Lanata esgrimió una explicación por demás inverosímil: “fue un error de edición”.

Pero aquella no fue la única manipulación del informe. En aquella emisión de PPT, se mostraron recibos de sueldo de los hijos de D'Elía que trabajan en Anses, intentando demostrar que esas cifras correspondían al salario mensual, cuando en verdad se trataba de los meses correspondientes al salario más el aguinaldo.

Recursos compartidos

Con matices y estilos diferentes, 678 y Periodismo Para Todos marcan el pulso del periodismo político televisado, que ciñe la actualidad de nuestro país. Los recursos utilizados son los mismos: manipulación y adulteración de la información, edición intencionada, omisión, utilización parcial de archivos y ausencia total del derecho a réplica.

Inmersos en trincheras que disparan fuego cruzado con el único propósito de dañar al “enemigo” y escudar al patrón –Héctor Magnetto en el caso de PPT y el gobierno nacional en el caso de 678; otrora socios- , ambos ciclos se desgastan en una práctica periodística que maneja una agenda acotada, propagandística, centralista y corporativa.


(*) cronista y coordinador de revista superficie

678 y Lanata: una invitación a apagar la tele
Share/Save/Bookmark
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar