Acceso a la información pública: ¿Misiones crece más?

El 28 de septiembre, al conmemorarse el “Día Mundial por el acceso a la información pública”, se realizan actividades e intercambios presenciales en varias ciudades. Paralelamente, activistas y organizaciones materializan sus aportes en las redes sociales. La sección de acceso a la información pública de superficie también dice presente.

Por Mabel Oviedo (*)

Mientras el gobierno de la provincia de Misiones crece en “Me gusta” y contratos inexplicables, los datos públicos disponibles no crecen en la misma proporción y una entrada al portal de datos de la provincia da cuenta de esta pobreza que acompaña a las otras carencias estructurales.

Recordemos que mediante este derecho amparado por la Ley IV Nº 58, en Misiones, l@s ciudadanos podemos solicitar información a cualquiera de los tres poderes del Estado, a los organismos de la Constitución, a los organismos descentralizados, a las empresas del Estado o con participación accionaria del Estado, a las cooperativas de servicios públicos y a todos los entes, sociedades y organizaciones de la sociedad civil que reciben y manejan fondos públicos provinciales.

Se destaca este derecho humano como el que abre la puerta al ejercicio de otros derechos, que al ser negados o entregados en forma extemporánea, niega el ejercicio de otros derechos.

En nuestra próxima nota, les contaremos y demostraremos de qué manera las respuestas, las negativas y los silencios a los pedidos de acceso a la información pública realizados por el ciudadano Alberto Holz, aportan pruebas del fraude cometido en las últimas elecciones de directores de la rama pasiva del Instituto de Previsión Social, realizadas en el pasado mes de junio. Esas obstrucciones a la información pública, atentan contra el derecho a elegir y ser elegidos, pilar básico de nuestro sistema democrático.

Mientras, compartimos los puntos esenciales de la nota presentada por el Observatorio de Acceso a la Información Pública (OBAIPUMI) al Ministro de Gobierno Jorge Franco y al Subsecretario de Seguridad y Justicia, Julio Lenzken, ambos funcionarios de la provincia de Misiones.

Se solicitan acciones concretas para cumplir con los principios y objetivos de la Ley IV Nº 58: publicidad de los actos de gobierno; transparencia de la función pública y control ciudadano, además de sencillez y celeridad de procedimiento.

Los integrantes de OBAIPUMI piden mejoras operativas tales como: habilitar la recepción del trámite por vía postal, extender el horario de atención de la Oficina de Acceso a la Información Pública de 07:00 a 19:00, la asignación del número de expediente al momento de la recepción del requerimiento, siendo ésta una formalidad básica de la administración pública que la oficina no cumple.

Además, se pretende la informatización del trámite desde su inicio hasta su finalización, con la inclusión de la recepción de solicitudes por vía electrónica y la contestación también por esa vía. Esto permitiría la agilización y evitaría la reiteración de pedidos y consultas y, si bien Franco y Lenzken asumieron esta obligación en la reunión mantenida en el mes de julio, Mónica Santos, miembro fundadora de OBAIPUMI manifiesta “que no puede dejarse pasar más tiempo, la página tendría que estar disponible antes de fin de año, porque esto implica transparentar el trabajo del organismo de aplicación de la ley”.

En la nota presentada, OBAIPUMI también sigue insistiendo en poner límites al excesivo tiempo que se toma el organismo de aplicación y proponen “un plazo máximo de tres días hábiles tanto para el envío de los requerimientos a los organismos correspondientes como para la notificación de la respuesta al solicitante. Por último, advierten sobre las nuevas prácticas dilatorias, que se pretenden amparar en la prórroga autorizada por ley.

Así, al conmemorarse el 28 de septiembre el día mundial del derecho de acceso a la información pública, OBAIPUMI reafirma su voluntad de seguir trabajando en pos del empoderamiento de esta herramienta ciudadana y desde la revista superficie adherimos, nos sumamos al trabajo de esta organización en cuya gestación intervinimos y seguimos participando.

Como con voluntad política, todas las medidas solicitadas pueden ser de rápida y fácil ejecución, seguiremos de cerca los pasos del organismo de aplicación y recuerden que nuestra próxima nota será compartida en la nueva página, con nuevo formato y frecuencias más regulares.

(*) Editora de la sección “Acceso a la información pública” de revista superficie y coordinadora OBAIPUMI. Es maestranda en Semiótica Discursiva, Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), donde también se desempeña como investigadora inicial.