40 años sin Goiburú

El 9 de febrero de 1977 un grupo de tareas perteneciente a las fuerzas represivas secuestró al conocido opositor al régimen paraguayo, Dr. Agustín Goiburú, en la ciudad argentina de Paraná, Entre Ríos. Desde entonces permanece desaparecido. Su secuestro, realizado por fuerzas argentinas a pedido del régimen stronista, se dio en el marco del Operativo Cóndor, plan de coordinación represiva entre las dictaduras del Cono Sur.

Por Cecilia Rodrigues (*)

Exilio en Argentina: Misiones

Exiliado primero en Uruguay en 1959, el médico paraguayo Agustín Goiburú pronto se afincó en Santa Ana y luego en Posadas.
Mientras ejercía su profesión en el Sanatorio Misiones, el Dr. Goiburú se fue convirtiendo en una referencia política importante para los miles de exiliados que huían del régimen paraguayo e intentaban organizarse para poder regresar y liberar a su país de la dictadura.
En la inmensa comunidad paraguaya existían diversas identidades políticas opositoras que en su destierro iba buscando formas de acuerdo y coordinación. Los había comunistas, febreristas, liberales y colorados disidentes. El Dr. Goiburú llegó a liderar a estos últimos, como presidente del Movimiento Popular Colorado.
Sin embargo, también se fue posicionando como la persona que tenía mayor capacidad de operativizar alianzas entre los diferentes sectores políticos que activaban en el exilio contra el régimen stronista, por lo que su actividad incansable –que incluyó la organización de acciones armadas y atentados contra el tirano- comenzó a ser motivo de recelo del dictador.
En noviembre de 1969 el Dr. Goiburú fue secuestrado por primera vez por la Armada Paraguaya mientras se encontraba pescando en su lancha en aguas territoriales argentinas, en el Rio Paraná en Posadas. Sus acompañantes también fueron secuestrados, entre ellos su hijo Rolando, por entonces de solamente 10 años. Todos fueron llevados prisioneros a Encarnación, donde Rolando fue liberado tras una semana de prisión. El Dr. Goiburú fue llevado luego a Asunción, donde permaneció prisionero por más de un año, para protagonizar mas adelante una espectacular fuga de los calabozos de la Comisaría 7ma.

Buscó entonces refugio en la Embajada de Chile y tiempo después logró salir a Santiago de Chile, donde fue acogido por el gobierno de Salvador Allende.
Pero en poco tiempo estaba de regreso en Posadas, para seguir activando y organizando a la disidencia paraguaya en el exilio.

Una víctima del Cóndor

Producido el golpe de Estado de 1976 en Argentina, el Dr. Goiburú evaluó que permanecer en la frontera no era seguro, por lo que se trasladó a la ciudad de Paraná.
Estrechamente vigilado por los servicios de inteligencia argentinos, quienes informaban cada uno de sus pasos a las autoridades paraguayas, fue secuestrado el 9 de febrero de 1977 de su domicilio en Paraná por fuerzas argentinas, sin que se haya podido determinar su destino final.
Durante muchos años no hubo certeza acerca de si había sido llevado a Paraguay, hasta que el hallazgo en 1992 de los Archivos del Terror en Paraguay permitió acceder a importante documentación que demuestra que las autoridades paraguayas habían solicitado a los militares argentinos su captura en octubre de 1975.
En esos archivos, que pueden leerse en el sito The National Security Archive también constan informes de seguimientos realizados tanto por militares argentinos como por agentes paraguayos, así como informes enviados por el Cónsul Paraguayo en Posadas acerca del secuestro del Dr. Goiburú en Paraná.
En el año 2006 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado paraguayo por la desaparición forzada del Dr. Agustín Goiburú y por no haber realizado esfuerzos por investigar la verdad histórica.
Uno de sus hijos, el Dr. Rogelio Goiburú, encabeza la Dirección de Memoria Histórica y Reparación del Ministerio de Justicia, organismo que intenta localizar e identificar restos de desaparecidos paraguayos durante la dictadura stronista.

Goiburú en la memoria

El Dr. Goiburú ha sido uno de los exiliados políticos paraguayos más notables que vivieron en Posadas, donde muchas personas lo conocieron, ligadas o no a su incansable actividad política.
Esa persistencia en su activismo a pesar de las permanentes dificultades y el hostigamiento del régimen paraguayo quedaron instaladas en la memoria de quienes lo conocieron como una de las características más salientes del luchador paraguayo.
En su homenaje, revista superficie publica hoy el cuento Vuelo de Pájaros Rojos, de Alejandro Rodrigues, en el cual el autor rescata en la ficción la mítica figura del Dr. Goiburú, siempre en busca de la libertad.

http://revistasuperficie.com.ar/vuelo-de-pajaros-rojos.html

(*) Redactora de revista superficie